5776

La palabara “anti-aging” se ha puesto de moda, pero, ¿sabemos a qué nos referimos?

Hablamos de antienvejecimiento, antiaging o antiedad, para referirnos a los procesos necesarios para aminorar, prevenir, o revertir el proceso de envejecimiento mediante diferentes estrategias y terapias que nos permiten controlar el proceso de envejecimiento y revitalizar el organismo.

Está claro que con el paso de los años nuestra piel envejece.

El envejecimiento cutáneo es una enfermedad multifactorial y por eso hay que afrontarlo desde distintos campos.

Todo es complementario y funciona en sinergia y no se debe producir ningún desequilibrio ni faltar ninguna pieza para conseguir mantener a largo plazo el éxito de los tratamientos y por tanto, mantener la piel cuidada. Los factores de envejecimiento internos no podemos controlarlos, están geneticamente programados en nuestras células.

Sin embargo, los factores de envejecimiento externos están relacionados con nuestro estilo de vida y sobre ellos si que podemos hacer modificaciones e intervenciones para controlarlos.

Si quieres reducir el envejecimiento celular de tu piel o al menos retrasarlo, te recomiendo anotar estas pautas:

• El sol es bueno, pero si se toma con precaución. Evita la exposición solar prolongada. La sobreexposición, puede ser peligrosa para la salud.

• El calor, el frío, la humedad y el viento también deben evitarse, por eso siempre se debe salir a la calle con la piel protegida. Estos agentes externos afectan mucho al estado de nuestra piel.

• Evita el consumo de alcohol y tabaco. Aunque no lo creas, son malos aliados de la piel.

• Controla lo que comes. Debes comer de forma saludable. Evita el azúcar, las grasas saturadas, los fritos, picantes y alimentos procesados. Come sano y variado, despacio y no te saltes ninguna de las 5 comidas principales.

• Realiza ejercicio físico con regularidad. Al menos 1 hora al día.

• La ansiedad y el estrés también son perjudiciales. ¡Contrólalo!

A parte debes tener cuidado con el producto anti-aging que utilizas pues no todos estarán destinados a conseguir los objetivos que deseas ni estarán diseñados para tu tipo de piel y/o edad.

Por eso, antes de elegir un tratamiento anti-aging pregúntanos.